Cómo elegir y usar adecuadamente tus bastones de trekking para la montaña

Durante los últimos años, el número de montañeros o senderistas,…. que usan los bastones se ha multiplicado notablemente. Esto se debe principalmente a la mejora del diseño y de los materiales, que los han convertido en un elemento muy ligero y plegable para llevar encima.

En los años 70 la marca Leki inventó el primer bastón ligero y plegable de montaña, con el modelo Makalu su éxito fue imparable. Años después, en 1978, Reinhold Messner los empleó en la primera ascensión al Everest sin oxígeno artificial con un gran resultado.

Los bastones, hasta entonces restringidos al mundo del esquí, entraban de lleno en el mundo del montañismo.

¿Qué talla elegir debo elegir al comprar unos bastones de trekking nuevos ?

Son cifras de referencia, pero por regla general:
• Menos de 155 cm (altura de la persona): 100 centímetros (largo bastones)
• Entre 155 cm y 172 cm: 110 centímetros
• Entre 173 cm y 182 cm: 120 centímetros
• Por encima de 182 cm: 130 centímetros

La altura correcta para utilizar los bastones seria estando de pie, parado, agarrando los bastones apoyados verticalmente en el suelo, tener nuestro codo en una ángulo de 90º y con el antebrazo paralelo al suelo. Lo ideal es acortarlos 5-10 centímetros en ascenso, y en descenso alargarlos 5-10 centímetros.

Ventajas del uso de los bastones

El uso de bastones distribuye la carga entre la parte superior y la inferior del cuerpo humano. Los estudios indican que se libera cerca de un 20 % del esfuerzo de las piernas, se limita el cansancio y el riesgo de lesiones. Además, se libera a las articulaciones, especialmente en las rodillas en los descensos. También ganamos en seguridad al contar con más puntos de apoyo. Sin embargo, si empleamos los bastones apoyando constantemente nuestro peso en ellos, podemos terminar teniendo problemas de equilibrio.

¿Cuales comprar?

Las diferencias entre los diferentes tipos de bastones está en el plegado, ligereza, resistencia, tipo de empuñadura, rosetas, dragoneras, etc. Si como montañeros sólo pudiéramos elegir un bastón para todo uso, recomendaría los de aluminio o carbono plegables primando la resistencia. Su principal ventaja, además del peso, es que este tipo de bastones se pliegan mucho más que los telescópicos, ocupando solo unos 40 centímetros, con una empuñadura de corcho o espuma para absorber el sudor, y la seguridad que da una punta de tungsteno en el punto de agarre y que más sufre del bastón.